¿Quién soy yo y cuál es mi misión en la vida?

Esta es mi misión en la vida

¿Quieres mejorar en tu vida y en tus relaciones con los demás? Conocer quién soy yo y cuál es mi misión en la vida te ayudará a comprender por qué puedo ayudarte.

¿Por qué yo para ayudarte a mejorar?

Hasta que tenía 6 años, yo era un niño normal como cualquier otro. Pero al irse mi madre tras una enfermedad empecé a activar la percepción en pequeños fragmentos de tiempo. Aún tardaría un tiempo en descubrir cuál era mi misión en la vida. Podía ver el interior de las personas, cómo se movía el corazón al latir, como circulaba una especie de corriente por todo el interior de las personas… Luego me explicaron que era la energía vital.

Cada día aumentaban las percepciones y visualizaciones en personas. Algunas noches incluso podía levitar en la cama. Poco a poco, aprendí a jugar con mi energía; levitaba, bajaba y subía y me parecía divertido. Seguía despertando percepciones día a día hasta el punto en el que comenzaron a venir personas a mi casa para que yo les sanara. Al principio eran solo pequeños esguinces, pero al poco tiempo mejoraba el estado de ánimo de las personas. Parecía que empezaba a verse cuál era mi misión en la vida.

Mi familia me llevó al médico, pues no les parecía corriente, y este determinó que estaba sano. Poco después aparecieron dos hombres en mi casa, hablaron con mi padre y le dijeron que era la reencarnación de un lama y que debía instruirme en el Tíbet. Mi padre se negó.

Con el tiempo, seguí ganando más capacidades; podía liberarme del cansancio cuando yo quería, cada vez venía más gente a mi casa… Yo jugaba con su energía, al igual que con la mía, y funcionaba. Para mí solo era un juego.

Pasados unos meses, estas dos personas volvieron a mi casa a hablar con mi padre. Ante la evidencia de las capacidades que iba desarrollando, se vio obligado a dejarme ir con estos dos “ lamas” para mi instrucción con el compromiso que volviera a casa en determinadas fechas. Aquí comenzó una fase en la que empezaría el camino para descubrir cuál era mi misión en la vida.

Me fui con ellos para aprender a canalizar las “aptitudes” que me permitieran ayudar a las personas. Fui con otras 11 personas más, de otros 11 países, junto a las que fui adiestrado para poder ver en el interior de las personas, leer el ADN, explicarles cuál es su misión en esta vida y cómo mejorarla para evitar el sufrimiento. También aprendimos cómo tratar a las personas a distancia consiguiendo beneficios importantes en su vida.

Además, desarrollamos la capacidad de poder ver la vida anterior de la persona para que ella misma pudiera comprender el origen de sus acciones y la diversidad de problemas que ello conllevaba. Le explicamos cómo está escrito su interior, su misión de vida, cuál es la fórmula o el modo de acción para liberarse y, en muchos casos, acabar con el sufrimiento que arrastra durante años de su vida. Esa es mi misión en la vida.

Las enseñanzas también desarrollaron la capacidad de ver a una persona en una foto y saber cómo es y para qué ha nacido.

Llevo más de 30 años por todo el mundo ejerciendo mi misión en la vida: la de ayudar a las personas a mejorar su vidas, a conocer cuál es su don y su misión en la vida. En 2016, entendí que mi lugar estaba en España mejorando la vida de las personas de aquí, aunque sigo visitando frecuentemente el Tíbet.

Mi misión en la vida

Mi misión en la vida es poder reestablecer el equilibrio en las personas con un coste en sufrimiento lo más bajo que se pueda. Y también ir activando lo mejor de la misión de cada persona para que pueda obtener un cambio más preciso con el mínimo desgaste por su parte.

Además de mi misión en la vida, también tengo una serie de valores que guían mi forma de actuar:

  • Estar siempre al lado de las personas no solo como maestro, sino como orientador.

  • Ver siempre la claridad emocional de las personas y enseñarles a utilizarla. Mi evolución depende casi exclusivamente de las personas que avanzan con lo que no  saben y mejoran con lo que viven.

  • El único valor es aceptar que no he venido para mejorarme a mí, sino para crecer y potenciar que los demás puedan hacerlo.

Para ir entrando en contacto con el verdadero interior de cada persona y cumplir con mi misión en la vida, hay diferentes cursos. El objetivo siempre es ir activando lo mejor de la misión de cada persona para que pueda obtener un cambio más preciso y pueda mejorar su vida la vida de quienes le rodean.

Si tienes ganas de mejorar en tu vida y en tus relaciones con los demás, ponte en contacto conmigo. ¡Descubre tu Don y la misión de tu vida! Teléfono:  651 51 22 28