¿Cómo afrontar los nuevos cambios en la vida?

Consejos para afrontar los nuevos cambios en la vida

La vida es un constante cambio, desde el día en que nacemos estamos cambiando. La definición de “cambio”, según la Real Academia Española, es “dejar una situación o cosa para tomar otra”.

Justamente debido a eso, afrontar los nuevos cambios en la vida no siempre es sencillo, puesto que cambiar siempre será dejar ir algo. Muchas veces nos resistimos al dolor que esto pueda acarrear.

Cambio y vida son dos conceptos que van de la mano, por lo que es algo inevitable y, muchas veces, necesario. Eso no lo podemos modificar, lo que sí podemos hacer es dejar atrás los miedos que no nos permiten evolucionar y comenzar a tener una nueva perspectiva del cambio.

Consejos para afrontar los nuevos cambios en la vida

Si la vida se trata de cambios de formas constante y continuada, ¿por qué nos cuesta tanto afrontarlos en algunas ocasiones? Pues porque, aunque algunos son imperceptibles como pasar de gatear a caminar, o esperados, como ir de la guardería a primaria, otros pueden darse de forma mucho más drástica e inesperada conforme maduramos y crecemos.

Ya sea que el cambio sea esperado o repentino, es normal sentir miedo, incertidumbre, nerviosismo, estrés o ansiedad. Todo cambio significa renunciar a algo y, por lo tanto, vivir un triple duelo:

  • Por lo que era y ya no será.
  • Por la rutina que ahora es otra.
  • Por lo que pudo ser y no fue.

Si te cuesta afrontar los cambios de la vida con entereza, te invito a leer los siguientes consejos y comenzar a aplicarlos en tu día a día. ¡Seguro notarás la diferencia!

Dile no a las batallas perdidas

La mejor manera de no resistirse a los cambios es aceptar que no hay nada que se pueda hacer para detenerlos. Son inevitables e imparables, por lo que tratar de detenerlos es una batalla perdida.

Deséalos

Afronta los nuevos cambios en la vida con una actitud positiva. ¿Te imaginas vivir una vida que siempre sea igual? Se convertiría en monótona y aburrida.

Analiza el por qué te quieres resistir

Como he dicho, el cambio no se puede evitar, y muchas veces nos encontramos buscando evitarlo de cualquier manera. Cuando esto sucede hay que pensar: ¿por qué no deseo salir de mi zona de confort? Es momento de evolucionar.

Finalmente, recuerda que todo cambio supone una pérdida, y esto por supuesto genera dolor y tristeza, pero es la única manera de avanzar y seguir adelante.